Se ha producido un error en este gadget.

martes, 13 de marzo de 2012

El Bosque De Las Tinieblas


Había una vez dos amigos llamados Bart y Rasty. Bart era un chico muy bueno; Rasty, en cambio, era una chica muy traviesa. Los dos vivían con sus padres, eran muy pobres. Ellos vivían en una casucha y casi no tenían para comer. Un día, cuando estaban por el bosque jugando, una bruja los raptó. La bruja era una vieja malvada. Vivía en una casita hecha de golosinas de todo tipo. La bruja tenía una berruga en la nariz y otra en la oreja. Ella se los quería comer. Bart y Rasty pensaron en un plan para escapar. Pensaron en escapar por la puerta trasera cuando la bruja saliera a por sus cosas para los hechizos. Cuando consiguieron escapar, la brujo los vio y hechizó a Rasty. La convirtió en una rana y la encerró en lo alto de una torre.

Varios días después, Bart estuvo buscando a Rasty, hasta que un día en el bosque, la bruja le envió una carta mágica. La carta decía así:



Soy la bruja malvada,
si quieres volver a ver a Rasty,
está en la torre más alta del bosque.
Pero, cuidado, desde abajo hasta arriba
te esperan hechizos malvados y trampas.
                       Fdo.: La bruja malvada 

Cuando Bart se puso a buscar a Rasty, dio con la torre. Empezó a subir escaleras y vio una puerta. Cuando la abrió vio dos cadáveres y se asustó. Se asustó porque creía que podía ser su amiga. Pero siguió subiendo escaleras y superando trampas y hechizos hasta que dio con la habitación de Rasty. Cuando la vio, se alegró tanto que se dio cuenta de que estaban enamorados. Bart le dio un beso a Rasty (que en ese momento estaba convertido en rana) y se le quitó el hechizo. Cuando se hicieron mayores, se casaron y vivieron felices y comieron perdices.
Fin

No hay comentarios:

Publicar un comentario