Se ha producido un error en este gadget.

lunes, 19 de marzo de 2012

La casa encanta

Érase una vez una niña que se llamaba Sara.
Sara paseaba por el jardín con su amigo Fran.
Miraron a la casa de enfrente y vieron que las ventanas se abrían solas. Salieron corriendo a avisar a sus padres, pero nadie los creía. Creían que estaban chiflados. Al día siguiente por la noche miraron de nuevo a la ventana y vieron la luz encendida y una sombra negra. Los niños salieron corriendo y chillando. A la mañana siguiente fueron valientes y fueron a la casa, entraron y todo era normal, pero cuando subieron las escaleras escucharon un ruido espantoso, sin embargo tuvieron valor y siguieron subiendo. Se hizo de noche y Fran y Sara intentaron corriendo, pero las puertas se cerraron y no pudieron salir. Empezaron a gritar y a llorar pero nadie los escuchaba. Al final se quedaron dormidos. Al despertar las puertas se abrieron y pudieron salir. Les contaron a los padres todo lo que les había pasado pero de nuevo nadie los escuchó. Fran y Sara siguieron investigando pero no encontraron nada. Fran se dio cuenta de que el cumpleaños de Sara era al día siguiente. Cuando se levanto Sara no encontraba a nadie, ni a sus padres ni a sus amigos y se vio un poco sola. Entonces decidió entrar en la casa encantada. Cuando abrió la puerta y escuchó:" ¡ ¡ SORPRESA ! !" . Sara se llevó un gran susto y descubrió que la casa no estaba encantada sino que los padres le estaba preparando su gran fiesta de cumpleaños.
Y colorín colorado este cuento se ha acabado.


FÍN

No hay comentarios:

Publicar un comentario